¿Qué sigue para Serena Williams después de su valiente eliminación en primera ronda de Wimbledon 2022?

¿Qué sigue para Serena Williams después de su valiente eliminación en primera ronda de Wimbledon 2022?

(CNN) — Incluso después de un año de ausencia del tenis, Serena Williams no olvida cómo entretener.

Su regreso a la acción de Grand Slam en Wimbledon el martes —un duelo de tres horas y 11 minutos con la francesa Harmony Tan— fue histriónico, cautivador, pero al final terminó con una derrota.

En el partido más largo del cuadro individual femenino hasta el momento, Tan, número 115 del mundo y que hacía su primera aparición en Wimbledon (y en el escenario principal de la cancha central), se mantuvo firme en un largo tie break para ganar 7-5 1-6 7-6 (10-7).

Está claro que esta no fue la actuación más destacada de la ilustre carrera de Williams, y no lo iba a ser teniendo en cuenta el tiempo que llevaba sin jugar.

Wimbledon 2022: fechas, cuadro de partidos y favoritos para el torneo masculino y femenino

Pero cuando el techo se cerró y las luces se encendieron en la cancha central —una escena que provocó oohs y ahs por parte de los espectadores—, las dos jugadoras ofrecieron un espectáculo que sobrepasó el dramatismo.

Williams agita el puño durante su derrota en primera ronda contra Harmony Tan en Wimbledon 2022.

Al final, fue Tan la que se coló en la fiesta de regreso de Williams, produciendo en varias ocasiones golpes que incluso se ganaron los aplausos de su rival al otro lado de la red.

«Para ser mi primer Wimbledon… es wow. Simplemente wow», dijo Tan, sin palabras, en su entrevista en la cancha.

Pocos de los espectadores podían estar en desacuerdo.

En cuanto a Williams, que cumplirá 41 años en septiembre, se niega a renunciar a su objetivo de conseguir su 24º título de Grand Slam (para empatar el récord de Margaret Court), cinco años después de conseguir su último en el Abierto de Australia.

«Quién sabe dónde estaré», dijo a los periodistas cuando se le preguntó por su futuro, sugiriendo incluso que podría participar en el Abierto de Estados Unidos a finales de este año.

«El US Open, que es el primer lugar donde gané un Grand Slam, es algo que siempre es superespecial», añadió Williams. «La primera vez siempre es especial. Definitivamente hay mucha motivación para mejorar y para jugar en casa».

La rigidez era de esperarse en el regreso de Williams a Wimbledon y le llevó tiempo encontrar algo de ritmo contra Tan. Antes de este martes, su única salida competitiva en el último año habían sido dos partidos de dobles en Eastbourne la semana pasada.

Le quebraron el saque en el primer juego, pero en el cuarto empezó a encontrar su ritmo, dando golpes de fondo más limpios y devolviendo el impacto con una doble rotura del servicio de Tan.

Tan desplegó una gran variedad de golpes en su victoria en tres sets contra Serena Williams.

El primer set, sin embargo, resultó ser una muestra de todo el partido: justo cuando Williams parecía tener la ventaja sobre su oponente, Tan volvía a la carga.

Así ocurrió en múltiples ocasiones en el último set, pues Williams se puso dos veces por delante con un quiebre, y luego se adelantó en el largo tie break decisivo, solo para que Tan ganara 10 de los siguientes 13 puntos y se llevara la mayor victoria de su carrera.

El partido de este martes fue un claro contraste de estilos. El ataque de Williams fue un éxito y un fracaso, ya que consiguió 61 golpes ganadores, una mezcla de golpes de fondo y voleas de drive, intercalados con 54 errores no forzados.

Tan, por otro lado, fue más conservadora y confió en su slice para mover a Williams por la pista, una táctica que la estadounidense admitió más tarde que la había tomado por sorpresa.

«Creo que podría haber jugado contra cualquier persona, probablemente habría tenido un resultado diferente», dijo. «Sabía que había mucho slice, pero no tanto en la derecha. Tuve que intentar encontrar mi ritmo. Ya sabes, la retrospectiva es 20/20».

Lo positivo para Williams, que se retiró contra Aliaksandra Sasnovich en la primera ronda de Wimbledon del año pasado tras resbalar y lesionarse la pierna, fue que su cuerpo aguantó bien contra Tan.

«Físicamente estaba bien», añadió. «En el último par de puntos empecé a sentirlo. Pero me muevo bien, recupero muchas pelotas. Me estoy moviendo bien en los entrenamientos.

«Eso no me sorprendió porque sabía que lo estaba haciendo bien. No practiqué, ya sabes, un partido de tres horas. Supongo que ahí es donde me equivoqué».

No está claro cuándo y dónde volveremos a ver a Serena Williams en una cancha de tenis.

Antes de Wimbledon, Williams reflexionó sobre cómo el tenis ya no es su único objetivo en la vida. Fuera de la cancha, la maternidad, su empresa y el estreno de la película King Richard, que ayudó a producir, han ocupado su tiempo.

«Ha sido totalmente diferente, sinceramente. Una parte de mí siente que ahora es un poco más mi vida que los torneos», dijo la semana pasada.

Pero eso no quiere decir que Williams esté totalmente preparada para decir adiós al tenis, aunque siga sin decidir cuándo y dónde será su próxima aparición.

Y si acaso, la derrota contra Tan ha hecho que el fuego del tenis arda un poco más.

«Definitivamente me hace querer ir a las canchas de entrenamiento», dijo, «porque cuando no estás jugando mal y estás tan cerca… en realidad es como, ‘Bien, Serena, puedes hacer esto si quieres'».

Fuente: CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.