Las empresas suben precios más allá de la inflación y disparan sus ganancias

Las empresas suben precios más allá de la inflación y disparan sus ganancias

<![CDATA[

El término de ‘manflation’ no es muy conocido, pero economistas de México y Estados Unidos argumentan que la inflación en bienes manufacturados está alimentada por la “codicia” de las grandes empresas. El fenómeno es nombrado como ‘manflation’ y consiste en elevar los precios de los productos más allá de la inflación promedio, con el objetivo de elevar las ganancias y recuperar las pérdidas que dejó la pandemia de covid-19. Cruz Blanco Moritz, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, indicó que las empresas están fijando márgenes de ganancias más altos de lo común y, en medio de un alza en los costos de materias primas y escasez, elevan los precios de sus productos de manera desproporcionada.

“Las empresas del sector manufacturero fijan sus precios de acuerdo con su margen de ganancia, independientemente de la demanda” y esa es la definición más simple del término ‘manflation’, que explicaría cómo las empresas siguen teniendo altas ganancias, a pesar de la subida de los costos, como explicó el economista durante la mesa redonda «La Economía mexicana. Recuperación con inflación», organizada en la Universidad Nacional Autónoma de México. Y “más allá de la escasez” producida por la pandemia en insumos y bienes manufacturados, “lo cierto es que se ha observado un incremento sustancial en el margen de ganancia (…) Han trasladado sus pérdidas durante la pandemia a los precios”. Para ejemplificarlo, indicó que durante el periodo de 1979 a 2019, las ganancias corporativas contribuían 11.4% a la composición de los precios, en Estados Unidos. Pero, después de la crisis del covid-19, las ganancias de las empresas representan 53.9% de la composición de los precios en corporaciones no financieras. En cambio, los salarios pasaron de representar 61.8% en su contribución a la composición de los precios a solo 7.9% a partir del segundo trimestre de 2020 y hasta el cuarto trimestre de 2021, de acuerdo con datos del Bureau of Economic Analysis de Estados Unidos.

No es el único que opina esto. El economista estadounidense Josh Bivens, del Economic Policy Institute, también señaló esta práctica en una reciente entrevista con la cadena de televisión NPR. Bivens observó que en ni los salarios, ni el aumento en los costos de los insumos han impactado tanto en el aumento de los precios como los márgenes de ganancia cada vez más altos. “Normalmente las ganancias corporativas deberían ser de 12% del costo de cualquier cosa, mientras que la mano de obra debería ser más de 60% (…). Desde que comenzó esta recuperación, las ganancias corporativas representan 54% del aumento total de los precios, mientras que la mano de obra cuesta menos de 8%. Están trasladando los costos, pero también están poniendo un margen de beneficio mucho más grande de lo que suelen hacer”, indicó Bivens en entrevista televisiva. Bivens también señala que la chispa de la inflación que se vive hoy en Estados Unidos, México y gran parte del mundo sí fue resultado de un desajuste entre la oferta y la demanda, la ruptura de las cadenas de suministro y la escasez de ciertos insumos, tras la pandemia de covid-19. Pero las empresas, indica, están trasladando no solo esos costos, sino sus expectativas cada vez más grandes de ganancias.

]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.