Lo que no dijo AMLO: El plan contra la inflación presionará más al gasto público

Lo que no dijo AMLO: El plan contra la inflación presionará más al gasto público

<![CDATA[

En economía y política pública todo tiene un costo, y el plan del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para combatir el alza de precios no es la excepción. Cada una de las medidas anunciadas por la Secretaría de Hacienda la semana pasada representa una presión más al gasto público, en un contexto en el que la llegada de ingresos se ha visto afectada por una actividad económica débil. Acciones como quitar aranceles para los fertilizantes o dar estímulos a la gasolina repercuten en la llegada de ingresos públicos, en alta o baja proporción, todo tiene un costo, advirtió Alejandra Macías, directora del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Acciones a largo plazo ¿Alcanzan los ingresos petroleros? Más recortes Más riesgos

El pasado miércoles, el titular de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, presentó un paquete de 16 acciones que echará a andar el gobierno mexicano, en conjunto con la iniciativa privada, para contener la inflación, a través de acciones para reducir costos logísticos y de operación de las empresas productoras. Parte de las acciones, como fortalecer la seguridad en carreteras, aumentar la producción de alimentos, la reducción en costos y tiempo de despacho aduanal, y el funcionamiento de aduanas 24 horas no tienen resultados en el corto plazo y requieren de más recursos públicos no contemplados en el diseño y aprobación del paquete económico a finales del año pasado, explicó Ilse Madrazo Butze, integrante de la comisión de Comercio Exterior del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM). En el paquete contra la inflación hay otras medidas que implican el no cobro de aranceles, durante seis meses a la importación de 21 de 24 productos de la canasta básica y 5 insumos estratégicos. “Aunque no tenemos aún el detalle de como aplicarán es importante saber que estos productos son sensibles, y por ende están protegidos con aranceles, como el caso del pollo, que puede llegar a tener aranceles de hasta 70% con países que no tenemos acuerdos comerciales”, detalló la integrante del CCPM. En tanto, otras medidas pueden incrementar los presupuestos en gasto para programas como Sembrando Vida y Producción para el Bienestar, “mientras del otro lado tienes promesas de gasto por todas partes: transferencias a Pemex, aumentos en pensiones, ¿y de dónde vamos a sacar para los siguientes años?”, cuestionó Alejandra Macías. De acuerdo con Ramírez de la O, estas acciones serán financiadas con los ingresos petroleros extras, en relación con lo presupuestado, que están llegando a las arcas públicas por un mayor precio del crudo mexicano. La duda es si los ingresos petroleros extraordinarios lleguen a compensar todos los faltantes por el dinero que está dejando de llegar a las arcas públicas, por dejar de cobrar la cuota IEPS a las gasolinas para contener las alzas en su precio, advirtió Mariana Campos, coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas en México Evalúa. La especialista explicó que los resultados del primer trimestre de las finanzas públicas muestran un adelanto de como vendrán en el año y lo que ya está pasando: como menores ingresos por IVA, y recortes o atrasos en los gastos de las dependencias, de órganos autónomos, mismos que ya han sido autorizados, y no tendrían por qué recortarse sin autorización del Congreso. El informe del primer trimestre de 2022 de las finanzas públicas detalla que los organismos autónomos vieron reducido su gasto en 12,443 mdp frente a lo programado. El Poder Judicial reportó el mayor recorte, con -6,463 mdp; el Poder Legislativo, con -2,580 mdp, y el INE, con -990 mdp. “Considerando que los ingresos no están creciendo, la opción más lógica para el gobierno sería recortar otros gastos, que incluso ya se ve en el primer trimestre”, comentó Campos. La especialista del CIEP consideró que otros caminos para sacar recursos son incrementar la recaudación de impuestos, o recurrir a deuda pública. Tan solo para seis meses, Ramírez de la O estima que el costo de los subsidios a las gasolinas será de 330,000 mdp. Raque Buenrostro, jefa del SAT estima que para todo el año puede ser de hasta 400,000 mdp. Hacienda estima que las aportaciones del gobierno federal por estas medidas representan el 1.4% del PIB estimado para 2022, contemplando los gastos que representarán, solo considerando el fortalecimiento para garantizar la seguridad alimentaria a través de programas sociales, subsidio a la electricidad doméstica y subsidio a la gasolina. Gabriela Siller, directora de análisis económico financiero de Banco Base, explicó que es poco probable que los ingresos excedentes petroleros logren cubrir todos los estímulos propuestos, incluyendo los relacionados con el precio de la gasolina. “El mayor gasto público no presupuestado genera presión sobre las finanzas públicas de México e incrementa la probabilidad de recortes a la calificación crediticia”, consideró. Asimismo, se corre el riesgo de que el gobierno, con tal de mantener balanceadas las finanzas públicas, temporalmente genere un mayor subejercicio en el gasto en inversión física. Con esto, el gobierno frenaría el crecimiento económico en lugar de impulsarlo, pues el gasto en inversión física tiene el potencial de generar un efecto multiplicador sobre la economía, dijo Siller.

]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.