Ni casa, ni coche; los mexicanos descartan comprarlos en próximos 2 años

Ni casa, ni coche; los mexicanos descartan comprarlos en próximos 2 años

<![CDATA[

Antonio López salió en el sorteo de los acreedores del Fovissste, le otorgaron un millón de pesos (mdp) para una vivienda, una oportunidad que dejará ir, porque el descuento que estima le harán en su nómina quincena tras quincena desajusta de sobremanera su presupuesto para llevar los gastos diarios de su familia. Su ingreso mensual es de 10,000 pesos, “si hago efectivo el crédito, el descuento a la nómina sería de entre 3,000 y 4,000 pesos, no me alcanzaría para otras gastos; comida, transporte, ropa servicios de la vivienda donde habito con mi hija y esposa, además de que todo está cada vez más caro”, cuenta.

La situación no es ajena a otros mexicanos. Los indicadores complementarios de la Encuesta Nacional sobre Confianza del Consumidor (ENCO) de mayo reflejan niveles bajos y en descenso frente al mismo mes del año pasado, para la compra de vivienda y autos, al menos en en los próximos dos años. A la pregunta «¿algún integrante de este hogar o usted están planeando comprar, construir o remodelar una casa en los próximo dos años?», el índice fue de 16 puntos, de un nivel de 100, y que fue 0.1 menor que el mismo mes del año pasado. Con ello sería el segundo mes consecutivo que este índice reporta un descenso. Cuando estos índices están por debajo de 50 puntos, muestran un escenario pesimista. Cuando están por arriba de los 50 puntos estamos en un escenario optimista, si bien estos indicadores se han mantenido por abajo de 50 puntos, se observa variabilidad que nos indica mayor pesimismo, explica Luis Adrián Muñiz, subdirector de Análisis de Vector Casa de Bolsa.

Auto; ni nuevo, ni usado En tanto, el índice a la pregunta «¿algún miembro de este hogar o usted están planeando comprar un automóvil, nuevo o usado en los próximos dos años?» fue de 10.5 puntos, el más bajo desde enero pasado, y que representa un descenso de 1.5 puntos, frente a mayo de 2021. “Tenemos un contexto en el que acabamos de salir de una pandemia, las personas recién han encontrado empleo, o no tienen, cuando pasan estas situaciones das prioridad a solventar los gastos más inmediatos, como el alimento, que son bienes perecederos, piensas en comprar un auto o una casa cuando tienes tus necesidades más básicas resueltas”, cuenta Muñiz. Ni para la tele Por igual, el componente relativo para efectuar compras de bienes durables, tales como muebles, televisor, lavadora y otros aparatos electrodomésticos se contrajo 0.9 puntos frente al año pasado, indicó el Banco de México (Banxico).

“Lo que le pega a la compra de bienes durables son la incertidumbre, la inflación, los menores salarios, y las alzas en la tasa de interés de Banxico que ha estado subiendo; y que sirve de referencia para la compra a meses, una casa la compras hasta en más de 120 meses, y eso pega”, determinó el analista de Vector. En el primer trimestre de 2018, previo a la pandemia, el porcentaje de los trabajadores que ganaban hasta un salario mínimo fue de 16% y en el primer cuarto de este año se elevó hasta 34%. En tanto, los trabajadores que ganan más de 5 salarios mínimos casi se extinguen, al pasar de 2.2 millones, a tan solo 826,267. En tanto, la inflación en abril llegó a 7.68%, la más alta desde enero de 2001.

]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.