Tres ventajas de México para aprovechar el ‘nearshoring’

Tres ventajas de México para aprovechar el ‘nearshoring’

<![CDATA[

El nearshoring es la práctica de las empresas que radica en poner un centro de producción en otro país, pero cercano geográficamente al mercado que desea abastecer. El caso de maquiladoras y centros de producción en México para abastecer al mercado de Estados Unidos, es uno de los más conocidos en comercio exterior. Tras la pandemia, se rompieron cadenas de suministro para los centros de producción localizados en Asia, la industria automotriz fue una de las más afectadas, y tras este evento las empresas que proveen a Estados Unidos están reevaluando donde pondrán sus fábricas.

Ventajas competitivas del

nearshoring En América del Norte, y particularmente en México, Luis de la Calle, doctor en Economía ve una oportunidad que debería aprovecharse despacio y de forma consistente, pues presenta tres ventajas competitivas: 1- Pirámide demográfica joven , especialmente en México, donde la distribución por edades ofrece grandes oportunidades para planear proyectos a mediano y largo plazos. 2- El precio de la energía en la región es el más competitivo en el mundo, a diferencia de lo que sucede en países de Asia y Europa, lo que permite que la operación sea más rentable, explicó el economista en el podcast Norte Económico de Banorte. En América, el gas natural cuesta 8 dólares por millón de BTU, en Asia 14 dólares y en Europa 26 dólares. “Un reto para América del Norte es aprovechar el precio del gas natural de la región; un televisor, un celular o una computadora, fundamentalmente son derivados del gas natural”, explicó el economista. 3- También están los ecosistemas de innovación , los cuales florecen cuando existe la cultura de crear, pero requieren de apertura de pensamiento. En Asia, el control político genera una restricción de la creatividad por miedo a que cualquier innovación ponga en peligro la estabilidad del gobierno, una situación que en México no está presente. “El país podría alcanzar un máximo nivel de desarrollo a partir de la industria agroalimentaria —que ya representa el 25% del mercado de Estados Unidos—, la industria médica, con farmacéuticos, biología molecular, pruebas para medicamentos e incluso maquinaria especializada y herramientas de uso cotidiano, y además ser parte del frente que compita por el liderazgo de la industria automotriz con la llegada de los autos eléctricos”, explicó el economista. La necesidad de integración de la zona sur, especialmente con el este de Estados Unidos, remarcando cuatro grandes retos que se necesitan resolver para lograr este objetivo: logística, energía, educación y reglas de operación, que garanticen el Estado de Derecho para el beneficio del desarrollo de la región.

]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.