Bitcoin, ¿dinero real o de juguete?

Bitcoin, ¿dinero real o de juguete?

<![CDATA[

(Expansión) – Todos alguna vez hemos jugado monopoly, el famoso juego donde se te asigna dinero, tiras los dados y tienes la oportunidad de comprar países y dotarlas de propiedades; sin duda este dinero no tiene valor, solo es parte de un juego. ¿Pero qué pensarías si te digo que hay economías y “monedas” que funcionan bajo este esquema? Una respuesta afirmativa sería difícil de creer, pero no imposible. En el caso de la economía de Estados Unidos de América, su moneda funciona como dinero fiduciario, es decir, ha dejado de tener su respaldo en oro o en grandes bóvedas donde comúnmente se almacenaban las riquezas; por el contrario, esta economía funciona por la confianza que se le ha dado a la moneda, principalmente se le atribuye a que este país históricamente maneja altos niveles de producción, y por consiguiente, rentabilidad, empleo y estabilidad económica.

Pero aquí hablamos como tal de una moneda, avalada y reconocida, que es el dólar estadounidense; sin embargo, tenemos también el caso del bitcoin o por su traducción criptomonedas, que ha tenido una gran aceptación a nivel internacional y que alguna vez tuvo un valor estimado en 0.00076 dólares -equivalente a menos de un centavo en pesos mexicanos para 2009-; sin embargo, una década después, para el año 2022, en mayo, el precio ha alcanzado valores entre los 37,810.30 dólares (o 767,390.29 pesos). Sin duda, todos hemos escuchado hablar del bitcoin o en su defecto hemos emprendido como expertos en las finanzas y economía en este mercado, pero para quienes aun no lo hacen les platico un poco de qué trata. Está surgieron con la finalidad de tener un mejor manejo en la web y, por supuesto, llevar a cabo transacciones en el mercado digital, pero a la vez ha alcanzado valores mucho más altos que cualquier moneda del globo terráqueo. Sin embargo, algunos países como China la siguen considerando ilegal para el comercio electrónico, siendo esa su principal finalidad. Sin embargo, y pese a su traducción, el bitcoin o las criptomonedas no son reconocidos como dinero, o bien monedas, ya que el sistema financiero de cada país debe tener respaldado su dinero de acuerdo a su producción, como es el caso del dólar estadounidense, o por sus reservas. No obstante, el bitcoin no cuenta con ese respaldo, su valor se obtiene como la fijación de precios de la oferta y demanda, es decir, a medida que ha incrementado su uso ha alcanzado valores más altos. En otras palabras, su valor es determinado por el mercado y aunado a ello se considera un bien limitado, es decir, no son de carácter infinito, siendo esta una cualidad que permite mantener precios altos y estos a su vez dan cierta pauta de exclusividad. Se considera que para el año 2140 ya no habrá más disponibles, con lo cual se estima que su tendencia de su valor pueda continuar a la alza. No obstante el bitcoin es considerado una “moneda” descentralizada, es decir, no existe una autoridad económico-financiera responsable de su emisión, control o movimientos, es decir, no está regulado, lo cual nos augura ser partícipes de un mercado de alto riesgo, y ustedes como expertos en las finanzas saben que a mayor riesgo mayor ganancia, pero también mayores pueden ser las pérdidas. Pese a que en su nombre incluye la palabra “moneda” o “coin”, no puede ser considero como tal, por lo que podríamos catalogarlo como “dinero” fiduciario, justo tal como en el juego de monopoly, donde el valor depende de su aceptación y de lo que nos permita comprar en el mercado. Es como si estuviéramos en un juego en línea donde acumulamos dinero, pero no lo tenemos de forma tangible, solo se acumula en un monedero virtual. Ahora bien, sin importar la gran cantidad de beneficios que su uso puede traer consigo, hay que considerar diferentes factores que pueden perjudicar la economía de los países y también la de nuestros bolsillos.

Al no tener un sistema financiero que regule al bitcoin, este permite una acumulación de riqueza de forma acelerada; sin embargo, habría que analizar un mayor número de fenómenos como el pago de impuestos y su acumulación, su posible retiro y su posible uso con fines diferentes a los digitales. Por supuesto, habría que pensar por qué algunos países lo han considerado ilegal. Algo queda claro: no son monedas ni dinero reconocido por las economías. El bitcoin tiene un comportamiento más como las acciones y los bonos, y cuando los mayores accionistas decidan retirarse de este mercado será inminente su colapso. Si has decidido invertir, deberás estar atento a su comportamiento y sobretodo a la especulación del mercado, ya que se ha destacado por tener altos niveles de crecimiento; no obstante su valor ha tenido grandes fluctuaciones por su alta volatilidad. Sigo dejando esta pregunta al aire, ¿para ti es dinero real o representa el inicio de una economía digital donde abandonaremos el uso de papel y metales como billetes y monedas? Nota del editor: Erendira Yaretni Mendoza Meza es licenciada en Economía, maestra en Gobierno y Desarrollo Regional por El Colegio del Estado de Hidalgo y doctora en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Es profesora de la máxima casa de estudios de la entidad. Síguela en Twitter y/o en Facebook . Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autora. Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

]]> Fuente: CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.