El mercado de crédito en México durante la pandemia

El mercado de crédito en México durante la pandemia

<![CDATA[

(Expansión) – Analizar el mercado de crédito en México es importante porque es parte de la inclusión financiera que debe existir. A diferencia de otras crisis, hoy tenemos un sistema bancario sólido que no fue parte de la crisis y mucho menos ha existido una crisis bancaria, se encuentra bien capitalizado y no representa un peligro para la economía. El mercado de crédito es muy amplio. Es importante entender cómo se ha comportado el mercado de crédito durante la pandemia y si ha sido una caída en la oferta o en la demanda de crédito.

La caída del crédito de los intermediarios financieros al sector privado en 2020 fue por un monto de -9,854 millones de pesos. En el flujo de financiamiento hubo diferencias de comportamiento con el crédito al consumo y el comercial cayendo y el hipotecario creciendo. Los datos económicos indican que durante la pandemia los hogares en promedio consumieron menos y ahorraron más. A nivel utilización de las tarjetas de crédito se aprecia que se dio un cambio en la conducta de las personas. Disminuyó el porcentaje de tarjetas que tienen un nivel de utilización superior al 80% en cinco puntos porcentuales y aumentó el de las que tienen una utilización menor al 20% en siete puntos porcentuales. Hubo una caída importante en la venta de autos al inicio de la crisis sanitaria. Dicho mercado se recuperó gradualmente. Su recuperación se ha frenado por causas externas al mercado relacionadas con las cadenas de suministro. La menor compra de autos es lo que explica la menor demanda de crédito automotriz. Las personas que mantuvieron su empleo, además, bajaron su consumo y ahorraron más. Ello implica que su demanda por este tipo de créditos fue menor. El crédito de nómina tuvo un comportamiento más favorable con una caída menor de solo -1.5% que los personales con una caída del -18%. Fundamentales del mercado son los que explican esta diferencia. Al principio de la pandemia hubo una menor demanda de crédito hipotecario por la incertidumbre. El 95% de los trabajadores del sector formal mantuvo su empleo y meses después pensó que no lo perdería. Por esta razón retomaron después sus planes de adquirir una vivienda, dando impulso a la demanda. Resalta el aumento en la cartera por 110,000 millones de pesos en el segundo semestre del 2020. El monto de crédito empresarial aumentó 12.9% durante el primer trimestre del 2020. Esto se explica por la incertidumbre por la pandemia. Las empresas dispusieron de sus líneas de crédito para generar una reserva de liquidez que era precautoria.

En los siguientes cuatro trimestres el monto de crédito cayó en -13.5%. Dicha caída en el crédito empresarial se explica porque el colchón de liquidez no fue necesario y por menor inversión. Podemos concluir que el comportamiento en el mercado de crédito durante la pandemia se explica por las condiciones de demanda. En el caso del crédito hipotecario fue de mayor demanda. En el resto fue menor demanda. Detrás de la menor demanda de crédito empresarial está la falta de oportunidades de inversión y un mal ánimo de los inversionistas. Lo que pueden hacer para mejorar la demanda de crédito tiene que ver con políticas públicas para promover el crecimiento económico y con dar certeza a la inversión. El crédito aumentará en el momento en que la demanda se recupere. Cuando se dé este proceso, el sector financiero tendrá la liquidez para incrementar el financiamiento. Nota del editor: Jorge Sánchez Tello es Director Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros-FUNDEF A.C. “Think Tank” Independiente con sede en el ITAM, sobre el Sistema Financiero. Síguelo en LinkedIn y en Twitter. Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor. Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

]]> Fuente: CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.