La economía crece, aún por debajo de su capacidad

La economía crece, aún por debajo de su capacidad

<![CDATA[

(Expansión) – La economía mexicana mostró una ligera mejoría al inicio del año, aunque su desempeño estuvo aún por abajo de su capacidad. Cifras ajustadas por estacionalidad indican que el PIB creció 1% en el primer trimestre, después de un ligero avance de 0.2% en el trimestre previo. A tasa anual, la economía creció 1.8% en el trimestre, tasa mucho menor al 3.4% estimado por el gobierno para todo el año. Dada la debilidad crónica que padece la economía, el ciclo de apretamiento monetario, y el riesgo de una desaceleración de la economía mundial, el desempeño de la economía mexicana estará limitado a lo largo del 2022.

A pesar del alza en el número de personas infectadas por el COVID al inicio del año, la economía reportó cierta mejoría en el primer trimestre. Sin embargo, en los primeros tres meses la economía enfrentó vientos desfavorables tanto internos como externos que limitaron su desempeño. Por el lado interno, la actividad económica enfrentó una nueva ola de infecciones que alcanzó su pico en febrero y empezó a declinar en marzo. Así mismo, las condiciones monetarias se vieron forzadas a apretarse aún más ante la virulencia de la inflación. La inversión privada se mantuvo reticente frente a la persistente hostilidad creada por las medidas del gobierno para limitar su participación en la economía. En el frente externo, la invasión de Ucrania por parte de Rusia introdujo incertidumbre e interrupciones en el funcionamiento de los mercados globales. Mientras que las interrupciones en las cadenas globales de suministros continuaron limitando los procesos productivos en algunas industrias, particularmente en las manufacturas. Por el lado positivo, las exportaciones mexicanas continuaron beneficiándose del avance del mercado estadounidense, tanto en la demanda de productos manufacturados como agropecuarios. Las remesas continuaron fluyendo al país y apoyando el consumo de las familias de menores ingresos. El mercado laboral agregó nuevos puestos de trabajo en el periodo, aunque el empleo total aún no se recupera completamente sobre todo ante los efectos negativos derivados de la eliminación de la ley de subcontratación. Durante el primer trimestre, las actividades esenciales continuaron funcionado a su capacidad, mientras que algunas no esenciales se mantuvieron operando por debajo de su capacidad.

El desempeño de la economía se está moderando en el 2022 hacia tasas de crecimiento más consistentes con la limitada capacidad productiva del país. Un motor del crecimiento continúa siendo el sector exportador altamente dependiente del mercado estadounidense, el cual continúa demandando grandes volúmenes de exportaciones mexicanas, particularmente de productos manufacturados. Otro motor externo son las remesas que envían los trabajadores mexicanos residentes en los Estados Unidos, los cuales se ven favorecidos por la continua creación de empleos para la mano de obra inmigrante. En cuanto al motor interno, la demanda se mantendrá avanzando lentamente dada la debilidad crónica de la inversión y la lenta recuperación del empleo. Como resultado de todo esto, la economía mexicana reportará un crecimiento limitado en el año, de alrededor de 2% frente al avance de 5% registrado en el 2021. Nota del editor: Alfredo Coutiño es Director para América Latina en Moody’s Analytics. Síguelo en Twitter . Las ideas expresadas son de la exclusiva responsabilidad del autor y de ninguna manera deben ser atribuidas a la institución para la cual trabaja. Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

]]> Fuente: CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.