La información como punta de lanza para los líderes de Recursos Humanos

La información como punta de lanza para los líderes de Recursos Humanos

<![CDATA[

(Expansión) – En un artículo anterior mencioné que una de las principales características de un gran líder es la escucha activa y, sin duda, si este proceso se realiza de manera exitosa dentro de nuestra organización, la cantidad de información se vuelve exorbitante, convirtiéndose en un nuevo reto, ya que esta pierde significado si no es evaluada y usada de forma estratégica para abrir un camino e impulsar pensamientos accionables. Cuando escuchamos a una persona contar una historia, muchas veces lo que nos atrapa es la manera en que lo hace, incluso, más que la anécdota per se. Lo mismo pasa dentro de una compañía frente a nuestros clientes y colaboradores.

Ante una amplia gama de complejos y crecientes retos corporativos, nuestros líderes de Recursos Humanos y de Negocio se enfrentan diariamente a que sus fuerzas de trabajo sean productivas, ágiles, diversas y comprometidas. En respuesta a estos retos, enfoques impulsados por datos e historias son usados para ayudar a las empresas a definir “cómo se ve el éxito”, lograr sus objetivos de crecimiento, cumplir con sus estrategias de RH y evolucionar a sus fuerzas laborales. Ese proceso de decisión, específicamente diseñado para eliminar sesgos, puede ayudar a enfocar problemas complejos con el talento. Estos incluyen decidir el correcto conjunto de habilidades para roles principales, así como lograr la óptima combinación entre talento y tecnología. Es decir, los líderes deberán usar esos pensamientos resultantes para desarrollar una narrativa que guíe y promueva la acción. Actualmente, muchas organizaciones están automatizando la mayor parte de estos análisis y pensamientos, permitiendo a los colaboradores enfocarse en la creación de narrativas y mensajes corporativos. En este punto quizá te cuestiones de qué manera te puedes convertir en un “contador de historias” exitoso y hay unanimidad en cómo lograrlo: 1. Es vital entender el contexto económico y social, ya que de este modo se pueden comprender las implicaciones que tiene o tendrá para el trabajo y para los colaboradores. 2. Moldear posibles escenarios de oferta y demanda para el talento y sus necesidades, entendiendo de mejor manera dónde se encuentran los riesgos y las oportunidades en el futuro. 3. Comprometer a los líderes del negocio y a otros accionistas a convertir sus pensamientos en acciones.

En este punto, si no tienes información relevante, se tiene que convertir en tu prioridad obtenerla. El conocimiento puede ser capturado de muchas formas: reuniones uno a uno, grupos de enfoque, encuestas y workshop con tu personal. Pregúntate: ¿qué clase de apoyo necesitan? ¿Cómo quieren consumir o experimentar los beneficios que brinda RH? Al entender los matices en las percepciones obtenidas de tus datos y evaluando el impacto que tendrán en tu negocio, podrás medir los KPI’s de tu corporación y correlacionarlos con métricas relevantes del negocio y benchmarks para entender cómo destacarte frente a otras. Recuerda, los equipos ágiles se concentran en la activación rápida, evaluaciones y mejora continua. Nota del editor: Gerardo García Rojas es líder de Career para Mercer México. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor. Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

]]> Fuente: CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.