Mejorar la inclusión financiera de empresas

Mejorar la inclusión financiera de empresas

<![CDATA[

(Expansión) – En los últimos años se han hecho diversos esfuerzos encaminados a desarrollar un sistema financiero más estable, sólido e incluyente. Estas acciones han posicionado a México como un país que busca promover un mayor acceso al sistema financiero formal. Hace unos días se presentaron los resultados de la ENAFIN 2021; no se le da mucha difusión, pero es importante entender los datos para saber cómo está la inclusión financiera de las empresas, no solo de las personas.

Mientras que la ENIF es representativa para las personas entre 18 y 70 años en México -que son 83.6 millones-, la ENAFIN solo es representativa de 280.4 mil empresas que tienen seis o más trabajadores que se ubican en localidades con más de 50,000 habitantes. La ENAFIN no es representativa de todas las empresas ni de todos los establecimientos comerciales en México, tiene un sesgo hacia las poblaciones grandes y empresas de mayor tamaño, por lo que sus resultados sobreestiman la realidad de la inclusión financiera empresarial. Un dato interesante de la ENAFIN 2021 para las empresas pequeñas, medianas y grandes es el porcentaje que tiene al menos un producto bancario, de 98%. Las microempresas que tienen un producto es el 76%. El producto financiero que tiene mayor inclusión en las empresas es el de captación, con un 84%. Es importante interpretar estos datos y la alta inclusión en captación se debe a que las empresas necesitan de este producto financiero para la buena operación de su negocio para recibir y hacer transferencias. En la ENAFIN podemos ver el dato que demuestra que las empresas prefieren recibir los pagos con tarjeta con 45% y con QR solo el 6%. En el sector comercio, el 64% de las empresas recibe pagos con tarjeta. Sin duda es un área de oportunidad para los bancos porque sigue existiendo un tercio de las empresas comerciales que no recibe pagos con tarjetas. El producto que tiene una menor inclusión financiera es el del crédito, con solo el 25%; si se compara con el dato del 2014, se tenía el 31%. Además, el 33% de las empresas vieron afectada su operación por falta de crédito. Si tomamos en cuenta que la ENAFIN no representa a todas las empresas en México, la realidad de la baja inclusión financiera en crédito a las empresas es mucho más grave. Además, es importante analizar que el sector informal no tiene acceso a fuentes de financiamiento.

La baja inclusión financiera en el crédito es un dato duro para que diversos sectores económicos y políticos argumenten que el sector financiero, en particular los bancos, no están cumpliendo de manera adecuada su función. El bajo nivel de inclusión financiera en el producto de crédito, sin duda alguna, debe ser un reto importante para el sector bancario en México agrupado en la Asociación de Bancos de México (ABM), que preside Daniel Becker, porque el crédito debe ser una de las palancas importantes para que el sector empresarial pueda crecer. Por esa razón se debe analizar qué ha fallado para que los bancos puedan cumplir con su responsabilidad social. Nota del editor: Jorge Sánchez Tello es Director Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros-FUNDEF A.C. “Think Tank” Independiente con sede en el ITAM, sobre el Sistema Financiero. Síguelo en LinkedIn y en Twitter. Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor. Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

]]> Fuente: CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.