¿Será un buen momento para comprar o vender un auto?

¿Será un buen momento para comprar o vender un auto?

<![CDATA[

(Expansión) – Hace unos días, una de mis mejores amigas me comentaba que le gustaría cambiar de auto, pero que no estaba segura si le alcanzaría para adquirir un auto nuevo, por lo que me comentó que ella consideraba como su mejor opción buscar un auto usado. Seguido de ese comentario que sonaría muy lógico, se me vino a la mente artículos que había leído y comentarios que había escuchado, donde explicaban que a raíz de la pandemia los autos usados se han encarecido. Por lo anterior, mi amiga y yo nos dimos a la tarea de investigar cuál sería su mejor opción.

En caso de que te encuentres en la misma situación y no sepas qué hacer, te compartiré un poco de lo que averiguamos y lo que desde mi punto de vista sería la mejor opción, así como algunos consejos a considerar antes de tomar una decisión. Para empezar, permíteme explicar el contexto; la industria automotriz ha sido una de las más afectadas por la pandemia, ya que no fue considerada como actividad esencial, por lo que se vio en la necesidad de parar operaciones durante algunos meses, lo cual generó afectaciones en los inventarios, entregas, ventas, etcétera. En resumen: toda la cadena productiva se vio impactada. Una vez que reanudaron operaciones, se comenzaron a presentar problemas en las cadenas de distribución. Por otro lado, las personas en general se encontraban estresadas por los efectos económicos negativos que la pandemia podría generar, por lo que no estaba en mente realizar compras de gran magnitud, como lo es un auto. Posteriormente, las economías comenzaron a reabrir y con ello inició la necesidad de movilización de las personas; sin embargo, existía el temor de contagiarse, así que aquellos que habían logrado ahorrar durante la pandemia podían optar por querer transportarse más en coche propio, considerándolo la opción más segura para la salud. Pero nos topamos con la sorpresa de que los inventarios de las automotrices estaban en niveles muy bajos y abastecerlos sería complicado, ya que ahora existía una escasez mundial de semiconductores, la cual hasta el momento no ha dado tregua. Como consecuencia, la oferta de autos nuevos no era suficiente para la demanda, por lo que varios comenzaron a optar por comprar autos usados, incrementando la demanda de los mismos y, por ende, los precios. Ahora que entendemos la situación de la industria, les cuento que realicé un ejercicio para ver qué convenía más. Nos metimos a una app muy conocida hoy en día para la compraventa de autos usados, donde encontramos una camioneta a un precio de 436,999 pesos, año 2021, lo considero un buen precio, pero al momento de ir a la página de la automotriz y cotizar la misma unidad 2023, nueva, el precio sería de 495,400 pesos, es decir, 13.3% mayor al precio del auto usado. Si tomamos en cuenta que un auto usado podría requerir de mayor mantenimiento o revisiones con el mecánico, no considero que ese 13.3% sea un incremento alto; sería cuestión de que cada uno pondere a qué le da más valor. El efecto de los precios de autos usados no solo se ha presentado en México, sino que ha sido generalizado, por lo que incluso en países europeos como Alemania se ha presentado un incremento de hasta 25% vs números prepandemia. Lo importante es mencionar que este efecto es solo temporal, esperamos que cuando la cadena de suministro comience a regularizar la producción e inventarios, los precios también lo hagan, por lo que la depreciación de los autos volvería a tomar su curso. En caso de que quieras comprar un auto en el corto o mediano plazo, desde mi punto de vista, si está dentro de tus posibilidades y no te urge, sería mejor pensar en un auto nuevo, ya que la diferencia no es mucha, solo debes de estar consciente que dependiendo el auto que quieras; es decir, marca, color, amenidades, entre otros, es probable que tengas que estar en una lista de espera, que puede ir desde semanas hasta meses para que te entreguen tu auto.

Por otro lado, si tú eres el interesado en vender tu auto, la recomendación sería que aprovecharas este periodo de incremento en precios de autos usados, ya que en el mes de agosto, según el Inegi, la industria automotriz se ha ido recuperando, con un incremento en ventas de vehículos ligeros de 16.5% a/a, por lo que es probable que no quede mucho tiempo para comenzar a ver una regularización en precios como comentaba. En conclusión, si eres comprador, te recomiendo que compares precios ya sea usado o nuevo; así mismo, te sugiero preguntar por facilidades de financiamiento o créditos y no olvides investigar en cuánto tiempo te entregarían el auto, de preferencia no sólo en las agencias, trata de averiguar tiempos con personas que hayan comprado auto recientemente. Si quieres vender tu auto no lo pienses mucho porque, aunque no espero que el panorama en términos de precios en autos usados cambie de aquí a fin de año, es probable que la industria comience a dar indicios de recuperación, lo que ayudaría a que la demanda y oferta de autos nuevos empiece a regularizarse y traería como consecuencia una normalización de la depreciación. Para no dejarlos con la duda, mi amiga decidió adquirir un auto nuevo, solo espero que se lo entreguen pronto. Nota del editor: Alejandra Vargas es analista bursátil en Grupo Financiero BX+, financiera y un poco contadora, practica patinaje sobre hielo, yoga y le gusta leer libros de varios temas. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora. Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

]]> Fuente: CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.